· 

LA RESPIRACIÓN EN EL CANTO

La respiración no es un acto consciente, es algo que realizamos de manera automática. Sin embargo, durante el canto, podemos modificar nuestro patrón respiratorio. 

Consta de dos fases:

·         Inspiración: el aire entra en los pulmones.

 

·         Espiración: el aire sale de los pulmones.

El diafragma es un músculo que separa la cavidad torácica y el abdomen. En la inspiración el diafragma se contrae, el tórax se ensancha y los pulmones se dilatan produciéndose una entrada de aire. En la espiración, el diafragma y los pulmones se relajan, disminuyendo el diámetro torácico. 

Hasta aquí podemos comprobar que cualquier libro de anatomía o Canto coinciden, pero vamos a profundizar, ¿cómo realizar una correcta respiración diafragmática para cantar?

 

La importancia del diafragma en el Canto:

 

Una correcta respiración en el Canto es de lo más importante, ya que este será el motor que moverá nuestra voz.

Hay que olvidarse de antiguas creencias en las que se decía que hay que llenar el abdomen y apretar todo lo que se pueda… Lo he vivido, golpes en el abdomen de tu maestro de canto hasta quedar sin aliento y como consecuencia acabamos con tensiones innecesarias que tendrán un efecto contrario al que necesitamos.

A lo largo de todos mis años como cantante y en la docencia he podido corroborar que una correcta respiración parte de un llenado abdominal relajado y finalmente dejar que el diafragma trabaje libremente, sin ninguna tensión en los abdominales.

A continuación vamos a ver los tipos de respiraciones en el canto y finalmente cuál aconsejo para nuestra Técnica Vocal:

  •  Respiración abdominal: Esta respiración es la primera que enseño en clases, ya que es la mejor para empezar a tener conciencia del diafragma y su funcionamiento. La mejor forma de encontrarla es tumbado boca arriba, colocas las manos sobre el abdomen, te relajas y llevas el aire hacia tus manos (Cuando estamos relajados o vemos a alguien dormir, podemos observar que esta respiración está funcionando). Una vez localizada la forma de llenarnos de aire, lo mantenemos dentro y suavemente lo dejamos salir por la boca como si empañásemos un espejo. Con esto sentiremos por primera vez que estamos “apoyando” (creando una columna de aire que nos ayudará a mover nuestra voz hacia los resonadores). Ahora que ya sabemos hacerlo tumbados es el momento de ponernos de pie, con una postura relajada repetiremos el proceso.
  • Respiración costoabdominal: Una vez controlada la respiración abdominal esta es la siguiente respiración interesante de controlar:  Colocamos las manos en los costados del tórax, justo por debajo de las costillas flotantes, aspiramos una vez de forma abdominal, espiramos sin agotar todas las reservas, y al siguiente llenado llevaremos el aire hacia los costados, justo donde tenemos las manos colocadas. (Podremos observar que ahora el aire se dirige principalmente hacia los costados). Ya con el aire en los costados espiraremos suavemente, siempre como si empañáramos un espejo, manteniendo suavemente los costados activos. Esta respiración hace que tengamos un gran aumento en la recepción de aire y se gane flexibilidad, facilitando la presión necesaria del aire hacia los resonadores. Por lo que esta respiración es muy útil para cantar frases largas.
  • Respiración pectoral o torácica: Es el movimiento de las costillas y el esternón, estructuras de escasa flexibilidad. Esta respiración se debería de evitar generalmente, por los siguientes motivos.

1.       Al respirar pectoralmente ponemos en movimiento la musculatura torácica, por lo que requiere un consumo de energía notable.

2.       Con esta respiración intentamos dilatar y comprimir la parte menos flexible del pulmón, es decir, los lóbulos superiores pulmonares, el árbol bronquial y la tráquea, oprimiendo esta última y originando así alteraciones en la calidad vibratoria y de la emisión, al variar constantemente su relajación.

 

Por estos motivos entre otros descartamos esta respiración para cantar, ya que nuestra columna de aire necesaria para cantar (apoyo o fiato) se verá muy limitado.

  • Respiración dorsocostal (Posterior): Se puede realizar fácilmente estando sentado, ligeramente inclinado hacia delante y apoyando las manos en los riñones. Una vez tenemos esta posición hacemos la inspiración y espiración lentamente, observando la dilatación y el estrechamiento de la cintura y la parte posterior de las costillas flotantes. Después se intentará realizar de pie. Es una respiración útil para cantar sentados o inclinados hacia adelante por exigencias de la interpretación.

Conclusión: Después de muchos años en la enseñanza y como cantante he podido observar que cada respiración nos beneficia según lo que estés cantando o actuando, pero para mí la mejor respiración que se puede hacer habitualmente es la mezcla de tres respiraciones: Abdominal, Costoabdominal y dorsocostal, llenando así el cinturón completo y beneficiándote de lo bueno de cada respiración.

Lo mejor es aprender a controlarlas por separado, una vez que tienes soltura con los tres tipos de respiraciones procederemos a unirlas en una sola respiración ganando así una gran capacidad de aire, mucha presión y control de aire (fiato o apoyo) necesaria para llegar a los resonadores cómodamente y mucha mas relajación, siempre y cuando se haga de forma relajada y correcta, nunca haciendo presiones musculares innecesarias como hablé al principio de este artículo.

Os recomiendo trabajar vuestra respiración y toda la Técnica Vocal con un buen profesor de Canto, por mucho que leamos o veamos vídeos siempre nos hace falta alguien que nos de feedback, sea cuál sea nuestro nivel, desde principiantes a profesionales del Canto y la Técnica Vocal, cuidaros mucho vuestro instrumento que solo tenemos uno.

 

Un saludo,

 

 

Jesús Aparicio.

Escribir comentario

Comentarios: 0